Bluesky: La Nueva Era de las Redes Sociales Descentralizadas

En el vertiginoso mundo de la tecnología y las redes sociales, cada tanto surge una nueva propuesta que promete cambiar el panorama digital. Una de estas propuestas es Bluesky, una red social creada por  Jack Dorsey, fundador de Twitter. Anunciado en 2020 y aún en desarrollo, Bluesky busca revolucionar la industria de las redes sociales con una plataforma abierta y descentralizada.

Aunque aún no está disponible para el público en general, Bluesky ha captado la atención tanto de los medios como de la comunidad tecnológica. Muchos ven en ella el potencial de alterar la forma en que interactuamos en línea, mientras que otros se muestran escépticos respecto a sus posibilidades de éxito.

imagen de portada de bluesky
Bluesky


Una Red Social Descentralizada y Abierta

Una de las características más destacadas de Bluesky es su enfoque en la descentralización. A diferencia de las redes sociales tradicionales, que son controladas por una única entidad, Bluesky busca ofrecer una plataforma donde los usuarios tengan un mayor grado de autonomía y control sobre su experiencia en línea. Esto se logra gracias a su diseño de código abierto, lo que significa que el código fuente es accesible para todos. La descentralización también permite una mayor resistencia a la censura y el control centralizado, lo que resulta atractivo para aquellos preocupados por la privacidad y la libertad de expresión en línea.

Pero esta vez, la nueva red social no utiliza ActivityPub. Bluesky dio a conocer el código fuente abierto en mayo de 2022 para una versión anterior de su protocolo de red social descentralizado, Authenticated Data Experiment (ADX), 12​ desde entonces denominado Authenticated Transfer (AT) Protocol7​ El equipo abrió su código inicial y lo colocó bajo una licencia MIT para que su proceso de desarrollo se pudiera ver en público.

Una Propuesta Familiar con Funciones Esenciales

Bluesky se presenta como una versión básica de Twitter, lo que la hace familiar y fácil de usar para aquellos que ya están familiarizados con la plataforma de microblogging. La simplicidad en su diseño es una de sus fortalezas, ya que se enfoca en proporcionar las funciones esenciales para compartir contenido y conectarse con otros usuarios. Esto permite que los usuarios se enfoquen en la comunicación y la interacción en lugar de distraerse con una sobrecarga de características.

Desafíos y Limitaciones

Aunque Bluesky muestra un gran potencial, también enfrenta desafíos significativos que deberá superar para lograr una adopción masiva. Uno de los aspectos más criticados es la falta de funciones básicas que se dan por sentado en otras redes sociales. La ausencia de una función de mensajes directos (DM) puede dificultar la comunicación privada entre usuarios, lo que limita su utilidad para ciertos fines. Además, la falta de un cliente web también puede alejar a usuarios que buscan acceder a la plataforma desde diferentes dispositivos sin tener que instalar una aplicación.

Otro de los aspectos que ha generado controversia es el acceso restringido mediante invitación. Aunque esta estrategia puede ayudar a mantener un ambiente inicial más controlado y selecto, también puede limitar el crecimiento y la diversidad de usuarios en la plataforma. La exclusividad de acceso puede generar una sensación de exclusión y limitar el alcance de la plataforma, al menos en sus etapas iniciales.

Otras cosillas a tener en cuenta

Bluesky es una red social que ha recibido elogios por ser rápida, sin anuncios, agradable, sencilla, basada en un protocolo abierto y con código publicado también como abierto. Sin embargo, surge la preocupación sobre cómo los propietarios financian la plataforma.

Se descubre que Bluesky utiliza una API de thehive.ai, una herramienta de inteligencia artificial para la moderación de contenidos. La pregunta surge acerca de si esta IA captura todos los datos de los usuarios para llevar a cabo la moderación, y la respuesta es afirmativa; esta IA tendría acceso a las publicaciones y perfiles de los usuarios.

La política de privacidad de thehive.ai plantea dudas, y aunque se sugiere que en un futuro descentralizado el problema podría desaparecer, aún persisten interrogantes. Si la API de moderación está presente en el código base de Bluesky, podría no ser fácil desactivarla para instancias independientes. Aunque se especula sobre la posibilidad de un fork de Bluesky con moderación humana en lugar de IA, la interacción con la instancia principal seguiría siendo afectada por la IA y sus implicaciones de privacidad.

Además, se advierte que aunque actualmente no hay anuncios, la política de privacidad indica que compartirán los datos de los usuarios con diversas entidades, incluyendo anunciantes, lo que sugiere que los anuncios podrían ser una forma futura de monetización.

Esto lo podeis leer mejor desde la fuente donde lo leí: "El Blog de C3PO".


Comentarios